• Evita el paso por el riñón, gracias a que está hidroxilada en el carbono 1α, y únicamente necesita la activación hepática que tiene el 95 % de eficiencia. La vitamina D3 (Colecalciferol) es el metabolito que necesita la hidroxilación hepática (95 % de eficiencia) y renal (20 % eficiencia) para convertirse en la forma activa 1,25 OH D3.

    25OH-D3 es un metabolito hidroxilado en el carbono 25. Este debe pasar por el riñón antes de convertirse a su forma activa 1,25 OH-D3; este proceso tiene un 20 % de eficiencia.

  • Trabajan en sinergia, debido a que la primera libera el fósforo del fitato, mientras que la Vitamina 1α-OH-D3 incrementa su absorción en el intestino. Por otro lado, la Vitamina 1α-OH-D3 puede trabajar en presencia o ausencia de fitasa en la dieta. Para cualquier escenario, existen recomendaciones diferentes.

  • Los niveles de vitamina D3 (colecalciferol) no excedan los límites legales aprobados por la autoridad de los Estados Unidos de América, de 5 mil UI de vitamina D3 por kilogramo de alimento. Similarmente, los niveles de calcio no deben exceder los niveles recomendados por las guías nutricionales de las casas genéticas.